Amor acondicionado

Pienso que no hay nada más latinoamericano que el ventilador, y a mí no hay nada que me guste más que el aire acondicionado. El efecto de frío del aire acondicionado logra separar cada una de las cosas y crear individualidades. El calor hace que todo se pegue, la ropa se nos une a la piel, el pelo se nos une y no hay nada más molesto que eso. Después de todo somos personas que usamos ropa y lucimos pelo, no un bodoque sumatorio de todo ello. Continue reading

Share Button