Hunger Strike

Domingo nublado, 14:45hs, recién nos sentamos a comer, hace un rato que estoy tomando vino tinto y decido cambiar la estación de radio que suena, plagado de pop que no me gusta (ojo, hay buen pop, no es el caso). Ahora suena esa en la que los riffs y los solos de viola son cosa más habitual. De repente empieza el arpegio de “Hunger Strike”… como autómata empiezo a hablar de todo lo inherente a esa gran obra… mi novia después de 15 minutos y caras llenas de paciencia me convence de que tengo que escribir al respecto.

Bueno, arranquemos. Suena Hunger Strike, también conocida como “huelga de hambre”, obra construida sobre el dolor por la muerte de uno de los pioneros del Grunge, Andrew Wood. Vamos al lugar geográfico de interés, estamos hablando de Seattle, Washington, mucha nieve, fábricas, leñadores… bien, ya tenemos la atmósfera. Más nieve, poco sol, empieza la década del ´90, Estados Unidos está saliendo de la guerra fría, ex combatientes de Vietnam hace rato que son padres, las familias típicas se empiezan a disolver caóticamente… un lugar difícil.

Sus hijos dan a luz a lo que sería más tarde, por puro convencionalismo etimológico, aclaremos esto de una vez, al Grunge, género heterogéneo, hijo de la gran madre rockera como pocos, pero que justamente podemos decir que si algo tienen en común las bandas que lo representan es su lugar de gestación y su condición de indie (léase Soundgarden, Nirvana, Pearl Jam, Melvins, Mudhoney y Alice in Chains).

Entonces tenemos a un montón de flacos de 20 años compungidos por la muerte de un amigo, otras veces compañero de banda. Estos tipos son Chris Cornell y Matt Cameron, miembros de Soundagarden, y a la formación completa de Pearl Jam. Esa unión se llamó Temple of the Dog. Uf… ¡qué momento!

Si viste alguna vez el video de la canción es imposible que cuando la escuches no recuerdes las expresiones de la cara de Eddie Vedder, como en el video de Jeremy… nada es casual. Nos queda claro que el director se aseguró de que entiendas lo que ellos sentían.

Hunger Strike es una de las canciones de Temple of the Dog, álbum homónimo e impecable.

No voy a decirte nada más sobre el álbum, escuchalo, la idea es traer a mano esa canción, de culto sin duda, y que cada vez que suena me deja una sonrisa y un sabor amargo a la vez.

Salud,

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Sos humano? *