Entre calle Borges y un buen post

Caminando por calle Borges pregunté cómo seriamos vos y yo discutiendo, una semana más tarde pude observar como de hecho lo éramos. El punto central es que una persona que quiere escribir lo debe hacer en un documento de texto que tenga corrector de texto (valga la redundancia), debe separar cada párrafo con un “enter” y debe pensar un título que atrape, una bajad que informe y un cierre que deje pensando. Cumplir con todo eso es prácticamente como pedirte que te dejes el pelo largo, pedirme que no coma caramelos o exigir a los argentinos que respeten la Pedestrian Priority. Continue reading

Share Button